Pérdidas, Duelos y aislamiento social.



Combate al COVID-19 incluye a la salud mental.

Una de las medidas tomadas en #México para combatir el contagio del #COVID19 fue invitar a las personas a realizar #aislamientosocial. Para promover esta acción en todo el país se suspendieron las clases de manera presencial y se comenzó a poner en práctica el uso de plataformas virtuales y videollamadas para dar continuar con las clases; algunas empresas y empleos que podían realizar sus actividades en forma virtual optaron por realizar trabajo desde casa (home office, terapia en línea, clases virtuales); actualmente, se han suspendido las actividades laborales de varios sectores que no son fundamentales (aquí en Jalisco cerraron comercios de ropa y cosméticos, por ejemplo).


¿Qué es el aislamiento social? Es el mantenernos alejados (¡físicamente!) de las demás personas, para evitar la propagación del virus COVID-19. Procurando únicamente tener contacto con las personas que se comparte residencia. También implica salir lo menos posible y hacerlo únicamente por lo necesario (alimentos, medicamentos, trabajo, etc.)

Durante el aislamiento experimentamos diversas pérdidas, las cuales posteriormente tratamos de elaborar por medio de un duelo. Los sentimientos experimentados son diversos; entre ellos la apatía, soledad, angustia, miedo, indiferencia, manía; nuestras acciones para elaborar la perdida también son diferentes entre personas, pueden ir desde negar la situación, entrar en una depresión, angustia paralizante, búsqueda de nuevas formas de vincularse entre personas, generar rutinas de trabajo, leer, pintar, ayudar a los demás.

Debemos tener en cuenta que un #duelo el proceso por el cual elaboramos una perdida. Aunque esto lo asociamos más con el fallecimiento de seres queridos también se pueden vivir la pérdida de #parejas, #sueños, trabajos, #libertad, #anhelos, objetos, habilidades, #salud, costumbres.


Experimentamos signos de estrés, ansiedad y pérdida con el aislamiento social.

¿Cuáles son las pedidas que podríamos experimentar durante la cuarentena ?

Primeramente, frente al anuncio de la llegada del virus COVID-19, tuvimos una pérdida de seguridad. La forma de transmisión y el grado de contagio nos lleva a preguntarnos: ¿Podría estar contagiado? ¿Tuve algún tipo de contacto con una persona contagiada? Si somos de las personas que tiene que salir por cuestiones de trabajo, vemos la preocupación constante de contraer la #enfermedad. Las formas en podemos hacer frente a esta pérdida es aceptando nuestra vulnerabilidad; ser conscientes de la necesidad de utilizar las medidas de higiene y prevención que nos brinda la secretaria de salud, por ejemplo: el lavado adecuado de manos, evitar salir de casa, mantener distancia de un metro al estar con otras personas, estornudar y toser en la parte trasera del codo, no tocarse la cara, etc.

En segundo lugar podemos sentir que perdemos la libertad al no poder salir; vivirlo como algo impuesto desde a fuera. A pesar de que el aislamiento es algo que algunas personas podemos elegir dentro de nuestras posibilidades, aun así el quedarnos en casa se vive con frustración. ¿Cuántos planes se nos frustraron? ¿Cuántas personas nos hemos negado visitar por cuidar su salud y la nuestra? ¿Nos ha costado retomar o crear una rutina desde casa?


Desesperarnos es esperado, hay que entender cómo y porqué sentimos.

En tercer lugar, con la distancia social sentimos la pérdida de los vínculos al estar distanciados y no tener de forma física a las demás personas. Podemos sentir que los demás nos han abandonado, que no importamos, que nadie nos busca; la necesidad de ver a los otros, necesitar de sus abrazos y la cercanía. Aquí en México la necesidad de la presencia física con los otros es muy importante; algunos problemas de pareja se dan por esa ausencia, cuando ambos trabajan y no tienen tiempo para convivir. Cuando se hablan por teléfono, mensajes de texto, WhatsApp pero en algún punto se dan las sobre interpretación de lo que quiso decir el otro. ¿Cómo podemos hacer frente a esta pérdida? Creando nuevas formas de vincularnos. Las tecnologías actuales nos permiten ser creativos y buscar nuevas formas de vernos y escucharnos. 

En México la situación está en sus inicios, en otros países podemos escuchar el número de fallecido por día. Las cifras totales son alarmantes y vemos en las noticias el dolor y sufrimiento de los demás al no poder despedirse de sus seres queridos. Nosotros un podemos aprovechar el tiempo para expresar nuestro amor y cariño a nuestros seres amados, buscar en la medida de los posible perdonar y buscar soluciones los conflictos con nuestros allegados.

¿Cuál es la mejor forma de elaborar las pedidas? Hablando. Dándole un nombre y compartiendo nuestras emociones con los demás, con personas de confianza. Abrirnos a aceptar la perdida y compartirla con aquellas personas que se encuentran en una situación similar. Otra manera es aceptar nuestras limitaciones, aceptar los momentos en que necesitamos ayuda psicológica para lograr avanzar en nuestros duelos.




Psic. J. Roberto Valencia Frías.

Psicólogo de niños, adolescentes, adultos y parejas

Asociación Libre - Psicólogos en Guadalajara

143 vistas
Psicólgos en Guadalajara

Pablo Villaseñor 81

Ladrón de Guevara

Guadalajara, Jalisco, México

Psicólogos en Monterrey

Francisco Javier Mina 616

Col. Centro 

Monterrey, Nuevo León,

México

Psicólgos en San Luis Potosí

Edificio Médica San Luis

General Mariano Arista 743 Consultorio 209 Col. Centro

San Luis Potosí, México

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Asociación Libre | Psicólogos
  • LinkedIn - Psicólogos

Política de privacidad          Sitemap           © 2020 Asociación Libre | Psicólogos