top of page

Artículos sobre Ayuda Psicológica


Dentro de la #psicología existe una diversidad de temas de estudio y conforme el tiempo avanza seguirán existiendo materiales que siempre podamos explorar. Es por eso la importancia de tener en cuenta la formación constante para actualizarnos y especializarnos.


En algunos casos se tiene solamente la licenciatura, en otros hay maestría y doctorado. Pero también se puede tener una amplia experiencia debido a la práctica clínica y los diplomados que posibilitan un enfoque más especializado en diversas problemáticas. Por ejemplo, al ser alumnos de la Licenciatura en Piscología, se tendrá como en otras carreras, un tronco común lo cual nos dará la base para conocer la historia y sus aplicaciones. Después se empieza a ramificar y especificar el tema de estudio de su interés. Dentro de la facultad de psicología de la U.A.N.L existen diversas trayectorias a elegir y estudiar. Puede ser clínica como el psicoanálisis o cognitivo conductual, o también algunas otras áreas como lo son, educativa, social, organizacional, investigación, constructivismo o neuropsicología. Cada una de ellas es estudiada desde sus inicios, desarrollo y forma de aplicación.


El perfil de egreso es la formación de profesionales competentes en el ejercicio y generación de conocimientos. Teniendo las bases de cada una de las trayectorias y enfocados al área de interés. Una vez egresados se continúa con la formación especializada en la población y trayectoria que se quiera ejercer más adelante. Esto puede ser a través del estudio de maestría, doctorado, diplomados, cursos talleres, simposio, seminarios, certificaciones o círculos de lectura. No dejando de lado la práctica clínica, supervisión de casos y análisis individual.


Dentro de nuestra institución, Asociación Libre, contamos con distintos focos de especialización para poder brindar una atención de calidad y compromiso con nuestros pacientes. Cada uno de los psicólogos cuentan con distintos grados de estudios, diplomados, certificaciones, entre otros ya mencionados, para poder determinar qué especialista es el indicado para atender los diferentes motivos de consulta.


En Asociación Libre procuramos que nuestros pacientes encuentren al especialista idóneo para abordar cada una de las problemáticas por las cuales acuden. En caso de que el psicólogo a cargo del caso no cuente con la especialización en algún tema se le derivará con algún colega que sí tenga dicha especialización. Es importante acudir con psicólogos especialistas en atención a las problemáticas que presenta para lograr un mejor desarrollo en el tratamiento y que de esta manera el paciente logre la movilidad psíquica que requiere.


En Asociación Libre Psicólogos en Monterrey, podrán encontrar psicólogos especialistas en intervención en crisis, urgencias psicológicas, enfermedades crónicas, intervención temprana con bebés, problemas en el desarrollo, obesidad, rehabilitación por adicciones, acompañamiento académico, sexualidad, terapia ocupacional, conflictos familiares, duelo, ansiedad, depresión, trastornos de salud mental y aplicación e interpretación de pruebas proyectivas. Todo esto dirigido a trabajar con pacientes individuales, pareja o grupos. En poblaciones de niños, adolescentes, jóvenes, adultos, parejas y adultos mayores.


Y en otros estados de la república en dónde tiene presencia Asociación Libre podrán encontrar especialistas en psiquiatría infanto juvenil, autismo, intervención en crisis, violencia intrafamiliar, riesgos psicosociales y aplicación e interpretación de pruebas psicométricas. En las mismas poblaciones y rangos de edad.

Es importante recalcar que, en caso de no contar con algún especialista para su motivo de consulta o necesidad, se le comunicará y canalizará con algún colega para que su tratamiento sea especializado y sea atendido con la confianza de que se cuenta con los conocimientos necesarios para ayudarle.


En lo particular mi formación va dirigida a la intervención en crisis, urgencias psicológicas, clínica con niños y adolescentes. Y mi práctica clínica con adultos.


La formación continua es primordial, la actualización y supervisión de casos van de la mano. Esto es algo que cuidamos mucho en los psicólogos especialistas de Asociación Libre y no tomamos las cosas a la ligera. Por ello somos parte de círculos de lectura y seminarios que nos invitan a estar en constante aprendizaje y promueven la especialización en diversas problemáticas.


Los invito a concretar su cita psicológica con nuestros especialistas.













Lic. Yuridia Recio

Psicóloga clínica

Asociación Libre Monterrey

32 visualizaciones0 comentarios

Hablemos de #límites, no de matemáticas, ni de velocidad, sino de #límites en psicología, en las #relaciones interpersonales y con uno mismx. ¿Qué son? Es hacerle saber a la otra persona qué es lo que queremos, lo que necesitamos y también lo que no de una manera asertiva.


límites

Requerimos aprenderlos desde pequeños, así como nos enseñan a escribir y leer, también se tiene que enseñar acerca de los #límites para que sea algo normal desde la niñez.

Necesitas conocerte, saber qué es lo que quieres para poder decirles a los demás y que se respete lo que estás diciendo y pidiendo. Los #límites son fundamentales para el #autocuidado.



¿Para qué me pueden servir los #límites?


  1. Para cuidar tu #SaludMental, sentirte tranquilx.

  2. Establecer y forjar #relaciones sanas.

  3. Saber cuándo decir que sí y cuándo decir no.

  4. Identificar nuestras emociones y necesidades.

  5. Crear seguridad emocional y física al alejarte de situaciones y/o personas que te ocasionan un daño.



¿Qué pasa conmigo que no puedo o me cuesta muchísimo poner #límites? Algunas de estas razones pueden tener que ver contigo:


  • Se tiene miedo a que si tú pones límites seas rechazadx, que no te acepten y te vayas a quedar solx.

  • Se quiere evitar el conflicto.

  • Al poner #límites y ponerte primero a ti, después te puedes sentir culpable.

  • Se cree que se dañará al otro o a la #relación.

  • No quieres que te juzguen.

  • Te quieres hacer responsable de necesidades que no son tuyas.



Entonces, ¿qué puedo hacer, cómo le hago para aprender a poner #límites? Te platico algunas recomendaciones:


  • Pregúntate qué es lo que estás necesitando. Atender tus necesidades a pesar de que a los demás no les parezca.

  • empático, mantén el respeto y expresa tu punto de vista de manera asertiva.

  • Reflexiona acerca de tus pensamientos y emociones que te causan molestia y/o #angustia.

  • No te justifiques de más al poner #límites. Son tus #límites y están bien.

  • Hay que aceptar las probables consecuencias imaginarias de establecer #límites.

  • Cuando se traspasen tus #límites se requiere adquirir responsabilidad, piensa en qué es lo que pasará para hacerte cargo.


También te dejo algunos ejemplos para que los pongas en práctica:


  1. Cuando alguien te molesta: “Por favor, deja de hacer esos comentarios, me están molestando”, “Te vuelvo a mencionar, me duele cuando haces eso, deja de hacerlo”.

  2. Cuando quieres hacer algo, pero no en ese momento: “No me siento bien como para darte un consejo, ¿te parece si seguimos después?, “Hoy me siento cansadx, lo siento, mañana te puedo ayudar”.

  3. Para ponerse de acuerdo: “¿Qué te parece otro día para realizar este plan que me propones?, “Tenemos que tener en cuenta ambas opiniones para lxs dos estar conformes”.

  4. Para no meterte en problemas ajenos: “Comprendo cómo te sientes, pero hacer esto que me pides, a mí me causa angustia”, “Sé que estás enojado, pero yo no formo parte de este problema”.

  5. Para decir de manera cordial que no quieres cambiar tu decisión: “Aprecio tu opinión, sin embargo ésta es mi decisión”, “Es muy buena idea, pero ya tenía pensado hacerlo de esta forma”.


límites

Después de hablar de todos estos puntos es importante que reflexiones cómo has establecido tus #límites si es que los pones. ¿Se te ha dificultado poner #límites? ¿Qué es lo que más te cuesta de poner #límites? Déjame decirte que a muchas de las personas que llegan conmigo a consulta les cuesta ponerlos, es un trabajo continuo. ¿Estás dispuesto a seguirte desgastando, a sentirte molestx, impotente, frustradx? Te puede sorprender lo que obtienes de decir “no”. Una pregunta que te puede ser de gran ayuda es: ¿qué es lo peor que puede pasar? Para animarte a poner #límites.


Es de vital importancia comprender que no le vamos a caer bien a todxs, saber decir “no”, “basta” o “es suficiente” cuando no queremos algo, significa que vemos primero por nosotrxs, es un acto de amor propio. Haces lo correcto para ti al poner #límites.




39 visualizaciones0 comentarios

En algunas ocasiones las personas se pueden ver envueltas en situaciones que les generen angustia; estos momentos pueden llevar a que se cuestione mucho acerca de la situación, el entorno y de sí mismo. Si bien es cierto que estas experiencias son parte de la vida, suele suceder que cuando la persona se siente sobrepasada por estas experiencias termine generándole un malestar.


Seguramente la persona habrá hecho todo lo posible para no pensar en esta situación, algunos optan por comenzar a hacer actividades como poner una película, leer un libro, salir de compras o buscar distracción con otras personas. Sin embargo, a pesar de tener estos momentos de fuga, puede que esta idea no salga de su cabeza, al no irse y aparecer día con día, podemos preguntarnos ¿Por qué pienso cosas que no quiero pensar?


Para lograr entender este fenómeno, es importante determinar ¿Qué entendemos por un pensamiento desagradable? Estas ideas pueden comprenderse de distintas maneras; una de ellas, pudiera ser una experiencia por la que se haya atravesado y resultó difícil de asimilar para la persona, sin embargo, no todo el tiempo aparece y en muchas ocasiones se puede percatar que ocurren a raíz de tener contacto con algo que nos haga referencia a ese suceso.


Por otro lado, existen otro tipo de pensamientos que aparecen sin motivo aparente. A estas ideas las llamaremos pensamientos intrusivos; Este tipo de pensamientos aparecen de forma involuntaria y no somos conscientes de qué forma se desarrollaron; sin embargo, cuando aparecen pueden causarnos daño emocional y es cuando se vuelve una problemática importante. Aunque los motivos tendrán que ver con la persona y sus experiencias de vida, hay cuatro condiciones frecuentes en la salud mental que pudieran originarlos:


· Ansiedad: La ansiedad, es una preocupación excesiva, aparecen pensamientos repetitivos y puede llegar a causar malestar físico como agitación, mareo, dolor de estómago, sudoración y sensación de intranquilidad. Un ejemplo es: “me quedé dormido, llegaré tarde al trabajo y me quedaré sin empleo y nunca más me volverán a contratar”, aunque la situación es cotidiana, si evaluamos el nivel de pensamiento nos daremos cuenta que una preocupación pequeña, se volvió algo grande y no nos permite pensar con claridad sobre lo que ocurre.


· Depresión: Cuando el trasfondo hay pensamientos de desesperanza sobre sí mismo y el entorno, hablamos de ideas depresivas. Pudieran iniciar con pensamientos devaluadores como: “no sirvo para nada”, “nunca me va bien”, “soy un fracaso”, cuando estos pensamientos se vuelven más severos, es cuando la desesperanza aparece como, por ejemplo: “ya no se para qué vivo”, “la vida sería más fácil sin mí”, a estos pensamientos los llamaremos ideas de muerte y pueden ser el inicio de una ideación suicida.


· Psicosis: La psicosis, es una pérdida del contacto con la realidad. Esta condición afecta a la persona debido a que puede ver, escuchar, sentir o pensar cosas que otras personas no. Estos pensamientos intervienen con la vida cotidiana debido a que causan temor y sufrimiento en la persona que lo experimenta, por ejemplo: “siento que no estoy viviendo en esta realidad”, “hay personas dentro de mi cabeza”.


· Obsesión: Los pensamientos obsesivos suelen tener esta connotación negativa presente, son ideas que se repiten con tanta frecuencia que no permiten a la persona experimentar su entorno con tranquilidad, por ejemplo: “si no me lavo las manos, todos enfermaran y morirán”.


Sin duda podemos tener actividades que nos permitan disminuir la angustia que experimentamos, así encontrar información y educar acerca de la salud facilita a la persona la búsqueda de un servicio de acuerdo a sus necesidades. Para estas situaciones es recomendable atender una valoración psicológica para determinar lo que sucede con la persona y la atención que necesita, algunas veces se puede recurrir al apoyo de un psiquiatra para disminuir los síntomas momentáneamente en lo que se trabaja estas ideas en una psicoterapia. Recordemos que tener un acercamiento con un especialista es construir una narrativa diferente de lo que sucede con la persona, comprender y accionar para mejorar la calidad de vida.

















Lic. Cynthia González.

Psicóloga clínica

Asociación Libre Monterrey

13 visualizaciones0 comentarios
bottom of page